jueves, agosto 24, 2006

EL ICHEH Y ALGO DE SU HISTORIA

Escribe: Otto Boye

Quisiera hacer, en breves palabras, una descripción histórica del Instituto Chileno de Estudios Humanísticos, ICHEH, en la medida de mis conocimientos.

Estamos en presencia de una pequeña ONG (Organización no gubernamental), al servicio de las ideas humanistas cristianas en Chile. Existe en su actual forma a partir del 15 de abril de 1974, siendo continuadora de las tareas que desarrollaba antes el Instituto de Estudio Políticos. Personalidades decisivas en su nacimiento y desarrollo fueron Eduardo Frei Montalva, Jaime Castillo Velasco y Claudio Orrego Vicuña, entre otras. El constante apoyo de la Fundación Konrad Adenauer ha hecho posible su existencia desde entonces hasta ahora.

En su historia hay dos etapas claras: una durante la dictadura de Pinochet y la otra durante los gobiernos de la Concertación de Partidos por la Democracia.

Hasta 1990, el ICHEH dedicó sus mayores esfuerzos a la formación política de jóvenes, a la reflexión sobre la coyuntura y sobre las ideas humanistas cristianas, y, por último, a difundir todo esto hacia afuera, en la medida en que la realidad imperante se lo permitía. En este sentido, hay que mencionar que el ICHEH:
  1. Como lugar de formación contribuyó a formar y capacitar dirigentes jóvenes en todo el país. Recuerdos imborrables son para mí hasta hoy los seminarios realizados desde Arica a Punta Arenas, en muchos de los cuales tuve la suerte y el privilegio de participar.
  2. Como centro de reflexión y debate contribuyó generar ideas nuevas. Para ello organizó seminarios, mesas redondas y talleres. Memorable para mí fue uno que se organizó después de la visita de Juan Pablo II a Chile (1987) para analizar sus mensajes a Chile y sacar de ahí conclusiones válidas para la situación chilena. Se hizo en Punta de Tralca con participación de más de 600 personas.
  3. Como difusor, publicó libros, documentos y folletos que contribuyeron a ampliar el radio de expansión de todo lo que se hacía en su interior. Por último, apoyó investigaciones que generaron trabajos hasta hoy útiles en numerosos temas.

Desde 1990, el ICHEH, sin abandonar las tareas anteriores, las orienta ahora a dar apoyo a la nueva situación. Así,

  • el estudio y análisis de algunas política públicas, como los temas de familia, juventud e infancia, se incorpora a su quehacer;
  • la promoción del diálogo interconfesinal, con una marcada apertura hacia el vasto espectro evangélico y protestante, pasa a formar parte permanente de su agenda de trabajo;
  • la asesoría a parlamentarios en temas sensibles convenidos con ellos se agrega a sus tareas;
  • el estudio del modelo económico y social vigente y las modificaciones necesarias para avanzar hacia una economía social y ecológica de mercado capaz de producir un desarrollo integral para una sociedad solidaria, con cada vez menos desigualdades y, desde luego, con erradicación de la pobreza, es, finalmente, una tarea estratégica para el desarrollo del humanismo cristiano en Chile que ha comenzado a emprender el ICHEH.

Cada aspecto mencionado daría para explicaciones más amplias, pero ello alargaría mucho esta primera presentación.

lunes, julio 24, 2006

LA VIOLENCIA Y SUS MÁSCARAS (I)

Escribe: Otto Boye

Así se tituló un libro que escribieron en 1978 Edison Otero y Jorge Millas, en el que cada uno aportó un ensayo propio. Lo publicó la editorial Aconcagua, que, en su tiempo, fue la sucesora "de facto" de la antigua Editorial del Pacífico. En esa obra, breve, pero densa, Millas, en su escrito "Las máscaras filosóficas de la violencia", penetra críticamente la opción violenta y nos deja, pienso, un legado sólido y duradero. Una entrevista publicada el domingo 16 de julio en El Mercurio, hecha a César Bunster, trajo a mi memoria la argumentación de Millas.

El filósofo Jorge Millas, para comenzar con él, denuncia las máscaras de la violencia, consistentes en explicaciones que esconden cualquier aspecto que pueda desacreditar su uso. Eso se hace siempre, según él, señalando una finalidad o valor que "trascienda" su negatividad, particularmente aquella negatividad siempre tan real y visible expresada en víctimas humanas (persona individual o grupo de personas). Trascendida la víctima, ella "no cuenta sino como obstáculo que se remueve, como cosa; más allá están los fines perseguidos, generalmente la destrucción de un orden social y, a veces también, la idea, utópica o no, de un orden nuevo", dice Millas. Subraya que el "resultado ético" del uso de la violencia es el mismo, sea cual sea la tendencia o intención de quien recurra a ella, pues "el sufrimiento de ciertos hombres ya no cuenta para otros hombres, en circunstancias que estos últimos tienen el privilegio de elegir y definir". Añade que siempre "confrontamos el hecho terrible de que en nombre de los valores que el propio hombre ha creado, el hombre concreto se convierte en algo que puede ¨trascenderse¨. Así se comprende que hagamos política, poesía lírica y hasta metafísica de la violencia, como si las víctimas no existieran, o, existiendo, carecieran de importancia o, teniéndola, fueran sólo factores abstractos de abstractas ecuaciones históricas". Precisando todavía más, Millas afirma: "hay unos hombres que en virtud del ¨necesario¨ sufrimiento que se les impone son convertidos en ¨medio¨, en puro expediente de los fines admitidos por quienes ejercen la violencia".

César Bunster participó en la operación del Frente Patriótico Manuel Rodríguez, FPMR, que intentó eliminar a Pinochet en septiembre de 1986. Fracasado el ataque a la caravana del dictador, que dejó a cinco escoltas muertos, logró sumergirse en la clandestinidad hasta que el delito por el que se lo juzgaba prescribió, lo que sucedió hace dos años. Ahora ha concedido una entrevista en la que explica algunas cosas. Sus reflexiones suscitan muchas otras. Haré, en el siguiente artículo, algunas referidas únicamente al tema de la violencia en la acción política, vistas a la luz de las premisas de Jorge Millas.

sábado, julio 15, 2006

REPASAR LAS FUENTES

Por: OTTO BOYE

En el ICHEH hemos comenzado un esfuerzo, que pronto se verá en la red. Estamos digitalizando, para colocar en línea, textos clásicos del pensamiento humanista cristiano. La finalidad es la difusión más amplia posible de sus fuentes documentales inspiradoras. Queremos que todos quienes lo deseen tengan acceso a esos textos y nunca más dependan sólo de libros generalmente agotados y que tampoco se consiguen con facilidad en la bibliotecas. Puestos en la red quedarán al alcance de más personas que nunca antes, y, lo que es básico, muy en especial de los jóvenes.

Respecto al sentido de este empeño, quisiera, entretanto, subrayar una idea simple, pero de gran alcance: no se trata de volver a las fuentes como si quisiéramos retroceder. Eso no tendría sentido o equivaldría a huir hacia un refugio del que no se querría después salir de buena gana. Se trata, en realidad, de ejercicios variados. Para los más preparados y conocedores, la tarea consistirá en repasar los fundamentos ya aprendidos, para revitalizar su acción temporal en el actual momento histórico nacional y mundial. Para los otros, los que van llegando y se aproximan al humanismo cristiano, la herramienta le servirá para conocer de modo directo unas fuentes extremadamente ricas y profundas, verdaderos cimientos sobre los cuales construir en forma constante.

En este punto preciso se encuentra uno de los capitales más preciados de esta corriente de pensamiento. Ella posee una arquitectura sólida, capaz de atravesar los tiempos más tormentosos. Sólo a modo de ejemplo, tomemos a Aristóteles. Hasta hoy es visto como un pensador que hizo aportes de validez universal. Cuando más de quince siglos después apareció Santo Tomás de Aquino en el seno de la Iglesia Católica medieval, se produjo un fenómeno notable: el pensador católico, considerado una cumbre de la teología, adoptó a Aristóteles como columna vertebral de su pensamiento, aceptando todos los aportes compatibles con el cristianismo de ese momento. Ocho siglos más tarde, a su vez, el filósofo y pensador francés Jacques Maritain actualizó a Santo Tomás de Aquino, respetando todo lo sólido desarrollado por éste y por Aristóteles.

La pauta que nos hemos impuesto comienza con obras básicas de Maritain, Emmanuel Mounier y el padre Lebret, entre los pensadores franceses, cuya influencia ha sido decisiva en Chile. Se proporcionarán, también, los vínculos para acceder fácilmente a todos los grandes documentos de Doctrina Social de la Iglesia, cuyos textos completos se encuentran desde hace mucho tiempo en la red. No olvidaremos, por supuesto, textos de pensadores alemanes, italianos y de otros países de Europa, ni tampoco algunos escritos de autores latinoamericanos. Por último, no menos importante será poner a disposición de los lectores algunos textos escritos por chilenos.

UN AVISO A TODOS LOS QUE NOS LEAN: si tienen textos importantes de clásicos del humanismo cristiano, ya digitalizados en Word, que estimen conveniente colocar en red, no vacilen en enviarlo al ICHEH por correo electrónico (icheh@ctcinternet.cl o icheh@icheh.cl) Hay en la red mucho material y no siempre encontramos todo lo que hay. Hacernos llegar datos de lugares en la WEB donde haya textos con este contenido nos ayudará mucho. A vía de ejemplo, les recomiendo visitar el sitio www.humanismointegral.com Se llevarán una grata sorpresa.

martes, julio 04, 2006

ABRIENDO EL DIÁLOGO

Escribe: Otto Boye

Comprendo perfectamente la dificultad para escribir en este sitio por parte de quienes no han dado el salto de colocar textos propios en el ciberespacio. En cierta forma, esto asusta, da vértigo. Como se trata de una herramienta bastante nueva, destinada, además, como queremos hacerlo, a difundir un pensamiento de gran profundidad y trascendencia, como es el caso del humanismo cristiano, nos toma tiempo decidirnos a utilizarla. Pero estamos desafiados a hacerlo. Quiero invitar a mis colegas en el Directorio del ICHEH a escribir reflexiones sobre temas actuales, en escritos cortos, que, en este medio, ¡son los que se leen!

Se viene la convocatoria del Congreso Nacional de la DC. El 28 de este mes será oficialmente convocado, pero ya Soledad Alvear nos ha dicho que estamos en "estado de Congreso", lo que implica que ya debemos comenzar a pensar en esa dirección. A la vez, en un artículo de Mariana Aylwin en La Tercera de ayer, en su página 3, nos dice sobre este evento: "Si lo hacemos bien, renacerá una nueva DC, abierta a la ciudadanía, reconectada con la diversidad de la sociedad, atractiva para los sectores emergentes y fortalecida en su unidad interna". El fruto de ello, en un proceso que debe culminar el 12 de Octubre del 2007, deberá expresarse, entonces, en una auténtica renovación partidaria.

En este marco, que abarcará casi quince meses, ningún tema relevante para el destino chileno puede quedar al margen, lo que nos ofrece una oportunidad para abrirnos al diálogo, planteando con altura los caminos para darle a nuestro país un nuevo impulso en su marcha hacia el desarrollo integral que lo convierta en una sociedad solidaria, en "una patria para todos".
-------
Aprovecho para pasar un avisito: el texto completo del libro que me publicó el ICHEH en 1984, titulado "La no violencia activa. Camino para conquistar la democracia.", está en línea en el siguiente sitio que cualquier interesado puede consultar pinchando aquí: http://noviolencia-activa.blogspot.com En tiempos democráticos, como los que vivimos, este camino también sirve. Diría más: es el camino de la democracia, puesto que el de la violencia terminaría en su destrucción.

viernes, junio 09, 2006

EL SENTIDO DE ESTE BLOG

Este Blog forma parte de un esfuerzo más del Icheh por llegar a todos los humanistas cristianos, donde quiera que se encuentren, sea en Chile o en el extranjero. Su objetivo es desarrollar y difundir reflexiones hechas desde la perspectiva humanista cristiana. Es también un intento de aproximación a las personas interesadas, por una vía no soñada hace algunos años atrás y que ahora está a nuestro alcance. Será, por eso, un canal de comunicación e intercambio ágil, moderno e interactivo. Los Directores del Icheh, Socios y personas cercanas a la institución están invitados y desafiados a utilizar este medio. Los comentarios, en la medida en que sean hechos con altura, serán siempre bienvenidos, sin importar cuán discrepantes sean. El debate elevado es de la esencia de cualquier democracia moderna y siempre la enriquecerá. La invitación queda hecha.

Otto Boye, Presidente Ejecutivo del ICHEH